Seleccionar página

12 reglas para ser feliz

12 reglas para ser feliz

12 reglas para ser feliz

Siempre es necesario hacer una pausa en nuestra rutina. Reflexionar acerca del por qué hacemos lo que hacemos. Muchas veces, nos olvidamos del verdadero propósito de nuestra existencia. Terminamos viviendo una vida sin sentido, que nos absorbe, y no nos permite valorar lo esencial. Percibir la vida como un regalo, encontrando así en la gratitud, la clave de la felicidad.

Aquí tenéis varias reglas que parten de la filosofía Budista. Me parecen muy interesantes, para intentar enfocar nuestra vida, de forma positiva.

 

  1. Vive con compasión

La compasión no solamente ayuda al mundo en su totalidad. No se trata sólo de hacer las cosas bien. La compasión es intentar entender a los que te rodean. Puede transformar tu vida por varias razones.

La compasión por uno mismo es completamente crucial, para encontrar paz dentro de sí mismo. Aprendiendo a perdonarse y aceptar que eres humano, puede sanar profundas heridas y sacarte de duros desafíos.

Lo siguiente es que, a menudo, podemos ser torturados por el hecho de que, no entendemos completamente, por qué la gente hace ciertas cosas.

Compasión es tratar de encontrar la bondad en todas las personas. Esto, te ayuda a sobrepasar, la frecuente tortura mental que experimentamos, porque no entendemos las acciones de otros.

Pero más allá de eso, expresar compasión es conectar de todo corazón, con todo y todos. El simple hecho de conectar, puede convertirse en una gran fuente de dicha para nosotros.

Las razones para practicar compasión son numerosas y poderosas. Busca vivir de manera, en la que trates a todos los que conozcas, como lo harías contigo mismo. Una vez que trates de hacer esto, parecerá casi imposible, pero sigue intentándolo, y te darás cuenta del poder que tiene vivir con compasión.

  1. Conecta con otros y promueve esas conexiones

La gente se reúne en grupos todo el tiempo.  Normalmente, con el propósito de adquirir ganancias monetarias u obtener poder substancial. Raramente con el objetivo de alcanzar paz, felicidad y el de alcanzar mayor sabiduría.

Viviendo de una manera, en la que estés completamente consciente, del poder de conectar con otros, puedes transformar tu vida.

 

  1. Despierta

Uno de los puntos más poderosos en esta lista, es el poder de simplemente vivir de manera consciente. Una manera, en la que estás completamente alerta, en cada momento de tu vida literalmente.

Tomar conciencia o lo que es lo mismo, prestar atención.

Esfuérzate por vivir completamente consciente. Vivir conscientemente el momento presente.

 

  1. Vive profundamente

Vivir de manera profunda, completamente consciente de la vida.

Comienzas a ver cómo absolutamente TODO está conectado. La impermanencia está en todo lo que te rodea. Todo muere y vuelve a renacer.

Esto, cultiva en nosotros, la capacidad de disfrutar cada momento de la vida, para encontrar paz, incluso en las actividades más mundanas.

 

  1. Cámbiate a ti mismo, cambia el mundo

Al estar todos interconectados, ayudándote a ti mismo, puedes crear un efecto, exponencialmente positivo en el resto del mundo.

Cuídate a ti mismo y podrás cuidar de los demás.

  1. Acepta la muerte

La muerte es un tema tabú en la cultura del occidente. Hacemos todo lo que podemos para evitar el tema. Volverse consciente de nuestra propia impermanencia, nos ayudará a comprender profundamente, la naturaleza de la muerte, con relación a nuestra interconexión. Son dos cosas que pueden ayudarnos a encontrar gran paz.

 

  1. Tu comida es (muy) especial

Contemplando la comida que tenemos delante cada día, por ejemplo, podemos llegar a darnos cuenta, del vasto sistema de interconexiones que hay en nuestra vida. Cómo la comida que viene a parar a nuestra mesa depende de diversos elementos.

Esto, nos ayuda a profundizar nuestra relación con la comida, cultivar un rotundo sentido de gratitud, antes de cada comida. Aprender a respetar el balance de la vida.

 

  1. Entender la naturaleza del dar

Dar es más que el acto de regalar para Navidad y cumpleaños. También son aquellos regalos, que damos diariamente, que típicamente no vemos como regalos.

Esto nos ayuda a encontrar paz nuestro alrededor.  A darnos cuenta de los increíbles regalos, que todos tenemos dentro. Tales como nuestro amor, compasión y presencia.

 

  1. Trabajar para desarmar el ego

La razón por la que el ego, es el mayor obstáculo para encontrar paz verdadera y felicidad, es porque su única función, es alejarte de la profundidad de tu ser. Convenciéndote que tú y tu ser están separados.

El proceso de desenmascarar el ego, puede tomar tiempo. Ya que es algo que ha estado con nosotros por años. Pero es infinitamente gratificante y completamente necesario, para desarrollarnos en la vida.

  1. Remover los 3 venenos

La vida está llena de vicios. Cosas que nos aferran a maneras dañinas de vivir. Entre ellas, los tres venenos son algunos de los más poderosos:

  1. Codicia
  2. Odio
  3. Engaño

Son responsables por la mayoría del dolor y sufrimiento que experimentamos.

En vez de eso, simplemente acepta que son algo con lo que vivimos y comienza a trabajar para sacarlos de tu vida. Esto puede tomar tiempo, pero es un aspecto clave, hacia la realización de la verdadera paz y felicidad.

 

  1. Subsistencia justa

Todos, deberíamos esforzarnos, por trabajar y tener una vida más consciente o alerta.

Ganarse la vida, haciendo algo que inhiba tu propia habilidad, de conseguir paz, y ganarse la vida, haciendo algo, que no limite la habilidad de otros, para encontrar paz.

Seguir las enseñanzas de una subsistencia justa, puede ayudarte a darte cuenta, del efecto dañino que tu propio trabajo tiene sobre ti. Cualquiera que sea tu caso, busca ganarte la vida, haciendo algo que promueva la paz y felicidad en ti mismo, y quienes te rodean, tanto como puedas.

 

  1. Renuncia al apego

Renunciar al apego, no significa abandonar a tus amigos y familia. Vivir solo por el resto de tu vida.

El no apego se refiere, a vivir de manera en la que existes, en el flujo natural de la vida. Generalmente, viviendo una vida típica moderna. Teniendo una familia, trabajando, etc. y a la vez, vivir sin apego, a ninguna de estas cosas.

Las emociones, tienen un papel fundamental, en el no apego. Las vamos a experimentar, pero a medida que nos demos cuenta, que son un medio de aprendizaje y nada más, avanzaremos en la vida, y no nos dejaremos arrastrar por la oscuridad. 

Vanessa Martín Ardanaz

2 Comentarios

  1. David

    Artículo muy entretenido e instructivo me encanta

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre el Autor

Vanessa Martín Ardanaz

Me presento y os cuento un poco mi historia. Soy una amante del yoga, mi gran pasión y aunque realicé mis estudios de Licenciatura en Derecho y Técnico Superior de Riesgos Laborales, mi vida laboral fue muy diferente. Trabajé en comercio durante doce años, hasta que el yoga llegó a mi vida. En octubre de 2016 sufrí un accidente, tuve que estar de baja durante un tiempo y pude reflexionar y decidirme para hacer lo que realmente me apasiona, y, sobre todo, poder compartirlo con los demás. Y desde enero de 2017 soy la Directora y Fundadora del Centro de Yoga Padmasana en Berriozar Navarra (España)