Seleccionar página

Cristóbal

Cristóbal

Hoy voy a analizar a un personaje histórico que en los últimos días está casi que de moda. Más que analizar al personaje, voy a analizar sus actitudes y acciones, pues la versión actual de los acontecimientos no me parece que esté muy bien contada. Me refiero a Cristóbal Colón, en lo adelante, Cristóbal.

Para empezar si Cristóbal era de Génova que hacía en España organizando un viaje al otro lado del océano y que iba a hacer rico al que lo organizara. Siempre podrás decir que solo los españoles te hicieron caso pero no me parece que le hayas puesto demasiado corazón al convencimiento. Cristóbal para serte sincero, no considero que el patriotismo haya sido la asignatura fuerte de tus estudios.

Por otra parte hay que tener en cuenta que Cristóbal hizo ese viaje no porque los barcos fueran su pasión. NOOO. Lo hizo para encontrar un nuevo camino a las indias, que le permitiera obtener las especies que no se daban en Europa y a las que Turquía y Portugal le tenían puesto tremendo bloqueo. De esto sacamos dos conclusiones. La primera es que conseguir sazones ha sido un problema de todo el mundo toda la vida. Ahí tenemos como demostración a la metrópoli batallando en la antigüedad por su ajo y su cebolla. La segunda conclusión es que la tan cacareada valentía de los conquistadores quedó muy mal parada. Después esos bravos guerreros que no pudieron plantarle cara a los turcos y portugueses llegaron a América a dárselas de valientes con unos pobres aborígenes que lo que tenían eran unas hachas de piedra y unos arcos. Yo estoy seguro que si los aborígenes americanos hubieran tenido caballos y dominado la pólvora, otro gallo hubiera cantado del lado de acá del Atlántico.

Por otra parte, por siglos se ha dicho que Cristóbal nos descubrió. Nos descubrió de que!!! Ese fue el día que se enteró que existíamos, que es otra cosa. Aquí no había un Taino o Siboney cubano que no supiera que esto era una isla. Incluso ya viajaban por todo el Caribe, por Suramérica y hasta se hacían visitas de una isla a la otra. Digo más. Cristóbal ni tan siquiera sabía que América existía, aún y cuando ya es un hecho que los vikingos se habían paseado por Canadá quinientos años antes que él, e incluso, dicen las malas lenguas que 70 años antes también los chinos. Vaya que me apena decirlo, pero todo parece indicar que Cristóbal no hizo más que descubrir el agua tibia. El colmo. Llamó indios a los aborígenes porque creían haber llegado a las indias. Cristóbal, verdad que lo tuyo era la Reina de España (ya hablaremos de eso) !!! De geografía no tenías ni la menor idea!!!

Otra cosa que hay que entender es que Cristóbal vino para acá después de haber tenido que llorarle a las once mil vírgenes para que le prestaran el dinero para armar la expedición. Todavía está por saberse que fue lo que hizo para convencer a la Reina de España. Qué casualidad que fue a la Reina a quien convenció. A ver, porque no convenció al Rey??? Te juro que ese asunto me da un olor raro. A esto súmale, que la historia contada por los vencedores, recoge que los españoles le cambiaron a los indígenas riquezas por cuentas de vidrio y por lo tanto estafaron a los pobres originarios. Verdad que los estafaron, pero no les dieron las cuentas de vidrio por inteligentes. Se las dieron porque era lo que tenían. Todo él que vino en esa expedición era porque no tenía una peseta ni donde caerse muerto. Así que en ninguna de las tres embarcaciones puede haber alguien que se las dé de gran señor.

Pero bueno, sigamos con la historia. Ya llegó el barco y Rodrigo de Triana gritó Tierra!!! y una vez más, Cristóbal hizo de las suyas. Al que viera tierra por primera vez le tocaban 10,000 maravedíes de premio, una moneda de la época. Bueno, pues Cristóbal a esa hora se puso a inventar y dijo que en la madrugada él había visto tierra antes, algo que nadie más vio, y por ser el jefe, le embarajó el dinero al pobre Rodrigo. Pero lo peor no es eso. Lo peor es que ese dinero que se había ganado Rodrigo, se lo dio a Beatriz, una amante que tenía en España. Díganme si no es para matarlo !!! Se ve que Rodrigo no era de Centro Habana. Por menos que eso Cristóbal hubiera amanecido flotando boca abajo en el Almendares!!!

Una vez avistada Cuba, tremendo atropello por bajarse todo el mundo. Reman hasta la orilla y por primera vez un europeo se moja los pies en una playa cubana y dice la famosa frase Esta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto Eso lo sé yo Cristóbal!!! Mucho machete hubo que dar para que se fueran después. Y menos mal que no desembarcaron por Varadero!!! Ahí sí que no hay regreso a España. Hacían un hotel con la madera de los barcos y a vivir la vida en el balneario.

Sin embargo, una vez más queda la historia como no nos gusta. Resulta que dicen los libros que los indígenas atemorizados no querían ni acercarse. Vamos a situarnos en el contexto histórico. Imaginemos que somos taínos y vivimos nuestras vidas felices. Fumamos el mejor tabaco del mundo, cultivamos nuestra yuca y maíz. Cazamos jutías, comemos casabe, andamos en taparrabo y las taínas ni se cubre los senos. Ni hace falta. No hay maldad. De pronto se aparecen tres barcos y se bajan de ellos una pila de tipos peludos, asándose con unas ropas gordísimas debajo de nuestro ardiente sol, oliendo a foca, porque en aquella época no se había descubierto el desodorante, y para colmo se bañaban una vez al mes, y como si todo esto fuera poco, llevaban 3 meses sin ver a mujer alguna. Como no iban a asustarse los indígenas!!!

Luego tuvo la peor de todas las ideas posibles. Decidió bautizar a Cuba con el nombre de Juana, en honor a la reina (otra vez la reina, después no me digan que la tengo cogida con ella). Por suerte eso varió con el tiempo, pero se imaginan. A estas alturas nos llamaríamos cómo??? juanetes???, juanelos??? juanosos??? Cristóbal, conmigo no te limpias ni tirándote en una piscina de cloro!!!

Ahora propongo entrar en el análisis de Cristóbal como capitán y marinero. La historia lo recoge como un gran navegante, pero yo discrepo. Como capitán dejó mucho que desear, pues el hombre se las vio negras para contener a su tripulación que no había día que no quisieran regresar a España. De hecho, un día antes de ver tierra se le dio un motín que si se demoraban tres días más en descubrir América, la hubiera descubierto otro, porque él ya no podía con su gente. Qué clase de capitán era que no podía con su tripulación??? Pónganle el cuño, que en una situación como esa, Barbanegra le hubiera dado tremenda merienda a los tiburones.

Otro elemento que hay que tener en cuenta es que de tres embarcaciones que zarparon de España, cuantas regresaron??? Dos. La Santa María se hundió. Y quien iba al mando de la Santa María??? Nada más y nada menos que Cristóbal. El super-navegante. Pero lo peor no fue que hubiera hundido el barco. El Home Run con las bases llenas lo dio cuando dejó a los marineros de esa nave botados en la Española y él se fue a vivir la vida a España. Cuando regresó en su segundo viaje, los aborígenes habían entrado en fase y no habían dejado ni un español vivo, ni para que hiciera la historia. Con todo y lo que se diga, en América nunca se ha podido inventar con nadie. Yo creo que de ahí nos viene el espíritu de Centro Habana. Tú podrás exterminarme pero cogerme para tu trajín, no.

Por último solo recordar que ese día se desencadenó un proceso que terminó en la muerte de millones de nuestros pobladores ancestrales y desde esa fecha, en Cuba nunca más hemos estado sin alguien con quien fajarnos. Así que realmente no me parece que sea mucho lo que tengamos que agradecer y festejar, a fin de cuentas todo fue un intercambio donde si bien algo siempre cogimos, no me parece que nos hayamos llevado la mejor parte.

Próximamente seguimos compartiendo de algún tema interesante. Como siempre, desde la orilla.

El Dienteperro

1 Comentario

  1. Adriana

    Me encantó, menudo patán el tal Ctistóbal Colón. Tu forma ironica de escribir, me gusta mucho. Gracias.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre el Autor

El Dienteperro

Cubano de a pie, Habanero y Centro Habanero de pura cepa. Nacido hace más o menos 40 años, es padre, hijo, marido, hermano y amigo. Anda en la calle y conversa con todos. Amante de la naturaleza, las plantas y los animales. Lee mucho de todo, y gusta de la música, el baile y la comida criolla. Una persona que vive feliz en Cuba, ha hecho de todo, vive al máximo y enfrenta lo que traiga la vida con la sonrisa como arma.

Suscríbete al boletín

Únete para que no te pierdas las ultimas publicaciones, noticias y novedades de nuestros los autores de esta gran comunidad.

¡Te has suscripto con exito!