Seleccionar página

Dhyana

Dhyana

«Dhyana es la única forma de salir del sufrimiento. Es lo único que nos lleva a un estado de plenitud porque nos permite ver la realidad tal cual es. Al verla podemos entrar en sintonía con esa realidad»

La palabra Meditación se usa tanto para referirse a una práctica, como a un estado de consciencia.

Una cosa es la práctica que lleva a ese estado de consciencia, y otra cosa es ése estado.

Dhyana es una referencia al estado de consciencia, no es una referencia a la práctica.

Los estados de consciencia son muchos, por ej:

  • Estado de vigilia.
  • Inconsciencia.
  • Conciencia del sueño.
  • Entre vigilia y sueño.
  • Consciencia de creatividad.
  • Consciencia de visión, etc.

Dhyana es un estado de consciencia expandida de la vigilia.

Es un estado de super-consciencia donde la percepción es más fina, más penetrante, más aguda.

Se perciben más los olores, más colores, más nitidez.

La mente está más aguda, es un estado que se puede profundizar más.

La madurez trae responsabilidad.

Si nos equivocamos podemos pensar “fue lo mejor que pude hacer”.

Para saber qué es lo que hay que hacer, la solución es Dhyana.

Porque esta super-consciencia lleva a ver la realidad tal cual es.

Guía para llegar a Dhyana de Patanjali:

  1. Abstenerse de ciertas actitudes: dañar, mentir, robar etc.
  2. Tener ciertas aptitudes que te vayan puliendo: limpieza (pulcritud de mente y cuerpo), autoestudio, guardar la energía vital, no querer de más, desarrollar el contento, etc.
  3. Tener una postura adecuada: estable y cómoda que no lleve la consciencia a otro lugar, que no genere ondas en el campo de la mente. Tiene que ser suficientemente equilibrada, estable y cómoda.
  4. Pranayama: regular y equilibrar la respiración y el sistema energético.
    Si estos están desequilibrados, probablemente genere ondas en el campo de la mente y estas ondas producen distracción
  5. Pratyahara: manejo de los sentidos, si éstos están descontrolados, se reciben estímulos a través de ellos, produciendo ondas en la mente y distracción.
  6. Concentración: todos los pasos anteriores son preliminares para lograr la concentración
    La clave de Dhyana es la concentración en objetos puede ser externos o internos. Ej: una parte del cuerpo, una deidad, un símbolo

Las técnicas meditativas se clasifican en:

Penetrativas: llevan a proyectar la atención hacia afuera. Penetrar en la realidad, concentrarse con la realidad.

Abstractivas: llevan a proyectar la atención hacia adentro y a desentenderse de lo que pasa alrededor. Desconectarse de la realidad.

 

Melisa Bermúdez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre el Autor