Seleccionar página

El Café

El Café

En la casa, el mejor pomo se destina al café, el mejor lugar en el aparador. El mejor regalo que puedes hacer es un paquete de café. Quieres echarte una suegra en el bolsillo ??? Regálale un paquete de café. Quieres seducir a una dama ??? Invítala a tomar café. A un bar o restaurante podrán invitarla muchos, pero a un buen café solo unos pocos elegidos.

Por otra parte tiene uno de los mercados más lucrativos. Todo el que quiere montar un negocio con ganancia garantizada lo que vende es café. En condiciones normales, se vende en cafeterías, hospitales, paradas de guaguas, estadio de pelota, en funerarias… Un funeral sin un termo de café no es funeral. Puede faltar el difunto pero el café nunca.

En una casa cubana una de las operaciones más importante que se realiza es traspasar el café del paquete de la tienda o la bodega al envase donde lo guardas en la casa. Todo el mundo pendiente, nervioso y preocupado por el proceso. La familia entera dando opiniones, porque está claro que no puede perderse ni un gramo. Un paquete de 250 gramos de café Turquino ahora mismo se cotiza en Cuba más caro que la onza de oro en la bolsa de Nueva York. Y es que a pesar de que en Cuba se cultiva café, y de su cultivo viven miles de personas, lo cual haría pensar a cualquiera que en Cuba, si hay algo de lo que no hay que preocuparse es de la disponibilidad de café, lo cierto es que en la actualidad es más fácil dar con el unicornio azul de Silvio Rodríguez que con un paquete de café.

Bueno, no por gusto yo por poco siembro una mata de café en mi balcón. Lo único que se interpuso fue que me enteré que la planta demora 6 años en dar su primera cosecha y para esa fecha ya este problema debe haberse resuelto … bueno eso creo yo … es más, ahora que lo pienso bien, mañana mismo siembro la postura. Quien sabe ??? Tal vez dentro de 6 años yo sea el rey del café de balcón.

La carencia de café ya incluso afecta las relaciones humanas y familiares. Hasta hace poco tú invitabas a cualquier vecino a tomarse un cafecito. Sin embargo, ahora no invitas a nadie ni a pararse en la puerta por miedo a que te pida café. Peor, si estás tomando café y tocan a la puerta corres a esconder la taza. Por otra parte, quieres ver lo que es un barrio entero con ansiedad, preocupación y depresión ??? Que lleguen los mandados y que no venga el café.

Una mancha de café en la camisa dejó de ser una suciedad para convertirse casi en una medalla. Un recordatorio de tiempos felices. Fíjate que hasta hace un tiempo si te manchabas de café corrías a lavarte con jabón o detergente. Sin embargo, ahora ni te lo piensas. Enseguida le metes la boca a la camisa a ver si te da chance a extraer aunque sea la más mínima partícula de café.

café cubano

La situación ha llegado al punto que hasta el pollo ya pasó a un segundo plano, y no hay mayor signo de distinción, poderío económico e incluso suerte que tener disponibilidad de café. Ariel, si quieres hacer la prueba, coge un paquete de café Serrano de los que se guardan en todas las casas de recuerdo, o para después echarle cualquier cosa, llénalo con azúcar, si porque con café sabemos que no podrá ser, y sale para la calle. Verás que a las dos cuadras ya habrás recogido más miradas de admiración que un cosmonauta o un campeón olímpico.

Fíjate si en Cuba el café ha calado hondo que incluso de él dependen otras vacas sagradas. Por ejemplo, las reuniones. No hay reunión que sirva si no dan café o fue malo. Una vez más Ariel, haz la prueba. Pregunta en tu centro de trabajo quien recuerda la reunión en que el director y el económico se entraron a galletas delante de todo el mundo. Verás como solo lo recuerdan dos o tres. Aaah pero pregunta si recuerdan la reunión en que a Xiomara la secretaria le quedó clarito el café. No vas a encontrar uno solo que se le haya olvidado, y además, aunque todo lo demás lo haga bien, y por muy bella que sea Xiomara, siempre será la que no sabe hacer café.

café cubano

En esas mismas reuniones, si quieres ver lo que es una persona mal mirada, que haya alguien que se le ocurra decir que no toma café. Todo el mundo lo mira con cara de desprecio, y si de casualidad se le ocurre preguntar si no hay té, ahí mismo no faltará quien le diga al de al lado que a ese le encanta hacerte el inglés.

Te digo más. Si en una empresa alguien se roba una computadora o desvía la mitad de la producción del mes, la gente solo dirá que se volvió loco y los habrá que incluso le llevarán jabas al combinado. Pero que se lleve aunque sea una coladita de café del pantry !!! Para siempre será una rata inmunda que no merezca la menor de las consideraciones.

En esos mismos centros de trabajo, trata de poner de acuerdo a la gente para comprar pan u organizar una fiesta. Eso es todo un parto. Todo el mundo se cuestiona la cantidad y la causa. Pero pide dinero para comprar café y verás. Todo el mundo corre y extiende su mano generosa sin pensarlo. Eso sííí, cualquiera te paga un almuerzo sin chistar, pero que ni tan siquiera te pase por la mente tomar café sin haberte sumado a la ponina. Lo primero que vas a poder detectar son miradas de odio profundo de todos los que hasta hace poco eran amables compañeros de trabajo. Además, el cartel de aprovechado y descarado no te lo va a quitar nadie.

Incluso el café ha llegado a trascender a leyendas locales. Puede que tomes agua de tinajón y nunca regreses a Camagüey. Puede que te bañes en el Yayabo y nunca más te acerques a Sancti Spíritus. Pero lo que sí es un hecho es que donde te den un buen café siempre vas a regresar. Es un imán con más de 300 caballos de fuerza. Y ya que hablamos de fuerza. La primera demostración de hombría y fuerza que da un cubano en su vida tiene que ver con el café, ese día mágico en que tu mamá te lleva la cafetera para que se la abras y lo logras.

Sin embargo, con esa operación hay que tener cuidado, porque lo mismo te eleva que te hunde. No te imaginas todo lo que pasa por la mente de una mujer el día que te invita a tomar café y te lleva la cafetera y no logras abrirla después que ella la cerró. Ariel, uno lo que quiere es que se lo trague la tierra !!!

café cubano

En el mundo existen muchísimas formas de preparar el café. Por solo mencionar alguna variantes te diré Capuchino, express y cortadito. También hay miles de marcas de café. Solo por mencionar marcas cubanas me vienen a la mente el Serrano, el Turquino, el Regil y el Cubita. Pero entre todos, si hay uno que merece un aparte especial es el  .

Yo voy a ver que van a decirme todos aquellos que hasta hace unos meses se la pasaban difamando de él y haciendo ademanes de asco cuando se lo ponían delante. El café Hola en los últimos tiempos ha experimentado una de las mayores remontadas de precio y de prestigio que se haya visto en la historia de la economía moderna. Incluso he llegado a ver a algunos de sus mayores detractores, implorándole al todopoderoso bodeguero que les adelante la cuota del mes siguiente. Y ya que hablamos de los bodegueros. Quieres ver lo que es un desprecio total ??? aparécete en tu bodega el día 25 del mes y pídele el café del mes al bodeguero. Ese tipo que ya se veía revendiendo tus paqueticos de café, o mejor, tomándoselos él, literalmente te incinera con la mirada. Si pudiera te agredía.

Hay que reconocer que con el café Hola se ha sido injusto. Verdad que tiene declarado un 50 % de chícharo y que a veces su sabor dista un poco de aquello que con los otros disfrutamos, pero también tiene sus ventajas.

Solo él ha demostrado que es posible ser una infusión y un potaje a la vez. Solo él es capaz de aportarte esa cantidad de proteínas. Solo él te permite ahorrar como ningún otro café lo haría. No solo porque si te tomas más de 3 tazas al día la úlcera gástrica es segura, sino porque además, como todos los cubanos sabemos, si le echas mucho polvo a la cafetera la explosión te lleva al infinito y más allá. Además nos ha dado la oportunidad de experimentar nuevas recetas. Yo en lo personal ya estoy planificando para añadirle a la cafetera su cuadrito de caldo de pollo, un ahumado, un poquito de cebolla. Si porque la parte del chícharo hay que potenciarla con algo !!! Es más, se me ocurre que tal vez incluso podríamos echárselo al arroz. Todo es cuestión de la óptica con que lo miremos.

Bueno Ariel, basta por hoy. Nos vemos el próximo domingo y para que veas que el Dienteperro te lleva, estas invitado a tomarte una taza de café en mi casa.

Sobre el Autor

El Dienteperro

Cubano de a pie, Habanero y Centro Habanero de pura cepa. Nacido hace más o menos 40 años, es padre, hijo, marido, hermano y amigo. Anda en la calle y conversa con todos. Amante de la naturaleza, las plantas y los animales. Lee mucho de todo, y gusta de la música, el baile y la comida criolla. Una persona que vive feliz en Cuba, ha hecho de todo, vive al máximo y enfrenta lo que traiga la vida con la sonrisa como arma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al boletín

Únete para que no te pierdas las ultimas publicaciones, noticias y novedades de nuestros los autores de esta gran comunidad.

¡Te has suscripto con exito!