Seleccionar página

Facultades de la meditación

Facultades de la meditación

Facultades de la meditación

 En occidente le llamamos meditación a la reflexión. Para nosotros los Yoguis no es esto. Para nosotros la meditación es contemplación. Contemplar eso que somos y que por diferentes razones hemos dejado de ver.

¿Para que sirve la meditación?

La meditación nos ayuda a rebajar las responsabilidades de los roles que hemos adquirido. Cuando meditas, te sientes bien, ya que durante un momento ahí, en ese lugar no hay problemas. La meditación nos da espacio. Nos puede servir de fuga de los problemas por un momento, aunque estos problemas no desaparezcan si los vemos desde otro lugar. La meditación en si misma es saludable, pero hay que acompañarla de otras Sadhanas o prácticas.

Hay cuatro facultades que la mente necesita y que la meditación me aporta.

1º FACULTAD, RELAJARSE

Nuestra mente está muy estimulada. Los tiempos que nos está tocando vivir son demasiado rápidos para nuestra mente y esto hace que nuestra mente esté intranquila y se enferme. Necesitamos relajar nuestros sentidos y relajar la mente. Esto se consigue entrenando a la mente con ayuda de la meditación.

La mente necesita un espacio donde poder relajarse y relajar los sentidos y lo que estos captan del exterior. Existen técnicas de relajación o meditaciones de relajación, que consisten en inducir a los pensamientos a que sean agradables y así llegar a relajarnos. También podemos practicar asanas, ya que nos ayudan a relajar el cuerpo para prepararlo para la meditación, nos quita la tensión.

2º FACULTAD, ENFOCARNOS, CONCENTRARNOS

Existen meditaciones que desarrollan mayor enfoque mental, mayor concentración.

En la tradición Yoguica existe un tipo de meditación llamada YAPA. Yapa es tomar un Mantra y repetirlo una cierta cantidad de veces sin prestar atención a su significado. Toda la atención está en el sonido. Si deseo visualizar algo, deberá ser antes de la meditación. Tenemos que repetirlo un mínimo de 108 veces, con el objetivo de hacer sonar cada silaba 100.000 veces. Tenemos varios Mantras usados para esto, como por ejemplo: Om namah Shivaya,  Om Gam Ganapataye namaha.

Cuando entonamos un Mantra con ayuda del MALA (COLLAR DE 108 CUENTAS), lo hacemos con el Mala pegado al corazón y nos tapamos el cuerpo con un chal o una mantita, mientras estamos sentados. Dice la tradición que al hacerlo, adquirimos ciertos poderes, y si no nos tapamos alguna persona que esté cerca, puede interferir en nuestro ritual. Se hace para adquirir gracia. El Mala que podemos llevar puesto como complemento, NO ES EL DE HACER YAPA.

El Mala que utilizamos para cantar Mantras es privado, y solo se utiliza para meditar y se guarda después de hacerlo. La mejor hora para hacer este ritual de meditación es antes del amanecer, ya que aumentará nuestra productividad. El Yapa puede hacerse en voz alta, en susurro y en silencio. La tradición nos aconseja empezar en voz alta para concertarnos y seguir en susurro hasta llegar a hacerlo en silencio de forma mental (es mas sutil y mas potente).

3º FACULTAD, EXPANSIÓN

La meditación de expansión no es tan cómoda como las dos anteriores. Es una meditación normalmente guiada que me ayuda a expandirme. Por ejemplo una meditación basada en el universo. Empieza en el individuo hasta llegar a la totalidad del universo. Cuando uno tiene ese contacto de expansión, dejas de estar enfrascado en tu pequeño mundo. Ves la inmensidad y ves que tus problemas también son pequeños al igual que tu.

Abrir la visión nos expande y nos ayuda a relativizar y sentir que todo el universo está dentro de ti. La totalidad está dentro de ti. Nosotros somos parte del universo.

4º FACULTAD, TRASMUTACIÓN

Es un estilo de meditación que toma un patrón de conducta que queremos corregir para modificarlo. Es a través de la sugestión y visualización, como podemos cambiar ese patrón por otro que queramos adquirir. Por ejemplo, cuando no somos capaces de decir NO. Nos visualizamos en esas situaciones en las que no somos capaces de decirlo y la reforzamos para que después de la meditación hayamos adquirido mas valor. En esa visualización. nos podemos dar el valor que queramos. Generalmente en estas meditaciones debemos conectar con Ishvara, que es la totalidad. Tambien podemos invocarlo para que nos de el valor que nosotros necesitamos.

Como veis, todos somos una fuente de felicidad, de seguridad y de paz.

Yoga nos trae aquello que buscamos.

El Yoga no produce nada que no tienes, el Yoga te conecta con lo que ya está en ti.

YOGA ES UNA ACTITUD

NAMASTE

LU MARTINEZ

ESPACIO SANTOSHA SHALA YOGA

AHORA COMIENZA EL YOGA

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre el Autor

Lu Martínez

Soy Lu, una profesora de Yoga enamorada de esta filosofía de vida desde hace casi 10 años. Hace dos años nació Espacio Santosha, mi Shala de Yoga, y con ello se hizo realidad uno de mis grandes sueños. "Los sueños se cumplen, sólo tienes que creer en ti e ir cada día que pasa a por ello" es uno de mis Mantras. Apasionada de la filosofía del Yoga y estudiante de ella hace más de un año. Cómo muchos de nosotros tropecé con el Yoga en un derrumbe emocional. Mi mundo se vino abajo y gracias a mi terapia y al Yoga, hoy soy la persona que soy. El Yoga me ayudó a salir de ello y por ése motivo supe que mi camino o Dharma, era ayudar a los demás de la mano de esto tan grande que tenemos entre nosotros. Cada día aprendo de mis alumnos, crecemos juntos. Ahora puedo decir que conozco la VERDADERA felicidad. Cofundadora de la web www.ahoracomienzaelyoga.com junto con dos compañeras, amigas y también profesoras de Yoga, hacemos llegar el mundo del bienestar a todo el mundo, junto con nuestros colaboradores. NAMASTE