Seleccionar página

La autopista energética de nuestro cuerpo

La autopista energética de nuestro cuerpo

La autopista energética de nuestro cuerpo

 ¡Somos energía! A lo largo de la columna vertebral reside la autopista energética de nuestro cuerpo, esa que nos permite vivir nuestra experiencia terrenal.

Los textos tántricos hacen referencia a los nadis (o canales) de fuerza vital (o prana) que recorren el cuerpo y se unen a los chakras o centros energéticos.

Antes de recorrer esta autopista energética, la cual está constituida por siete chakras principales o mayores, es importante conocer qué son los chakras y como fluye la energía vital o prana a través de estos.

La palabra Chakra, viene del sánscrito y significa rueda o círculo. Están ubicados en la columna vertebral de forma ascendente partiendo de la base hasta llegar a la cabeza.

Según la Teoría Shakta, los siete chakras se ensartan a lo largo del nadi principal que se conoce con el nombre de sushumma nadi, como si fuesen gemas. Además existen dos nadis secundarios a cada lado del principal, uno de ida, a la izquierda (que contiene la fuerza vital o vitalidad descendente), y pingala a la derecha (que encierra la vitalidad ascendente). El fin de estos es hacer que la energía llegue al nadi central, desde donde comienza a ascender hacia cada chakra de uno en uno. Una vez que la energía alcanza el último de los chakras (Corona) podemos decir que entonces el yogui ha alcanzado un nivel espiritual importante.

Como profesora de yoga me encanta experimentar en mi práctica personal, para entonces poder ofrecer a mis alumnos una práctica que sea realmente enriquecedora para el Ser.

He de confesar que centrarme en mi energía y aprender a fluir a través de ella me ha aportado un sinfín de beneficios a todos mis cuerpos, ¡Sí! tenemos otros además de este físico (este es tema para otro artículo). Desde esta perspectiva pongo mucha atención o énfasis durante la práctica para activar nuestros centros energéticos o chakras.

Te invito a conocer brevemente cada uno de los chakras principales, a través de elementos que los caracterizan y que pueden ser de utilidad para activarlos durante la ejecución de asanas, visualización-meditación o entonación de mantras.

Primer Chakra-Muladhara o Chakra Raíz.

Localización: Raíz, base de la columna.

Color:  Rojo.

Representación: Flor de loto de 4 pétalos.

Elemento-Mantra: Tierra, Lam.

Funciones: Instintivo, Supervivencia, Seguridad.

Órganos: Aparato digestivo inferior, Glándulas suprarrenales.

Asanas para activar Mulahara: Virabhadrasana 1 (Guerrero I),  Trikonasana (Triángulo), Garudasana (Aguila).

Segundo Chakra-Svadhisthana o Chakra Sacro

Localización: Sacro.

Color:  Naranja.

Representación: Flor de loto de 6 pétalos.

Elemento-Mantra: Agua, Vam..

Funciones: Emoción, Energía Sexual, Creatividad.

Órganos: Sistema urinario. Bazo Gónadas Próstata Ovarios Testiculos.

Asanas para activar Mulahara: Parivrtta Trikonasana (Triángulo en giro), Utthita parsvakonasana (Postura en ángulo lateral extendido),  Natarajasana (Postura de Shiva).

Tercer Chakra-Manipura o Plexo Solar

Localización: Plexo Solar.

Color:  Amarillo.

Representación: Flor de loto de 10 pétalos.

Elemento-Mantra: Fuego, Ram.

Funciones: Mente, Poder, Control.

Órganos: Aparato digestivo, Páncreas, Vesícula biliar.

Asanas para activar Mulahara: Gomukasana (Postura de la vaca), Adha Matsyendrasana (Giro espinal sentado), Ustrasana (Postura del Camello).

Cuarto Chakra-Anahata o Chakra Corazón

Localización: Corazón.

Color:  Verde.

Representación: Flor de loto de 12 pétalos.

Elemento-Mantra: Aire, Yam.

Funciones: Devoción, Amor, Comprasión.

Órganos: Corazón, Sistema circulatorio, Sistema inmunológico, Hígado.

Asanas para activar Mulahara: Bhujangasana (Postura de la cobra), Janusirsasana (Flexión hacia adelante), Matsyasana (Postura del pez).

Quinto Chakra-Vishuddha o Chakra Garganta

Localización: Garganta.

Color:  Azul.

Representación: Flor de loto de 16 pétalos.

Elemento-Mantra: Éter, Yam.

Funciones: El habla.

Órganos: Tiroides, Sistema linfático, Cuerdas vocales, Oido.

Asanas para activar Mulahara: Dhanurasa (Postura del arco), Simhasana (Postura del león), Paschimottanasana (Flexión hacia delante sentado).

Sexto Chakra- Ajna o Tercer Ojo

Localización: Tercer ojo-entrecejo.

Color:  Índigo.

Representación: Flor de loto de 96 pétalos.

Elemento-Mantra: Luz, Om.

Funciones: Intuición, Percepción, Extrasensorial.

Órganos: Sistema endocrino, Sistema nervioso, Ojos, Glándula pineal.

Asanas para activar Mulahara: Adho mukha avasana (Postura del perro mirando hacia abajo), Mudra en Padmasana Halasana (Postura del arado).

Séptimo Chakra-Sahasrara o Chakra Corona

Localización: Coronilla.

Color:  Blanco o violeta.

Representación: Flor de loto de 1000 pétalos.

Elemento-Mantra: Espacio, Aum.

Funciones: Transcendencia, Conexión con la divinidad.

Órganos: Cerebro, Pituitaria Cuerpo energético.

Asanas para activar Mulahara: Salamba Sirhasana (Postura sobre la cabeza), Bakasana (Postura de la grulla), Salamba sarvangasana (Postura sobre los hombros (La Vela)).

Todos estos aspectos nos permiten conocer de una forma básica los chakras que forman parte de la autopista energética de nuestro cuerpo. La práctica constante y/o disciplinada es lo que nos permitirá recoger el fruto de un cuerpo equilibrado no sólo en lo físico, sino también en lo mental y lo espiritual.

Las prácticas al aire libre sin duda potencian considerablemente nuestro cuerpo energético, recordemos que estamos estrechamente relacionada con Gaia, Pachamama, el hogar que compartimos todos los seres de este planeta.

Respira, fluye y sonríe.

Hasta una próxima publicación

Namaste

Loredana Settimo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sobre el Autor

Loredana Settimo

Soy Loredana Settimo, tengo 41 años, hija de italianos, nacida en Venezuela y desde hace 5 años resido en España-Valladolid. De profesión farmacéutica y en el variopinto universo de este sector, me especialice en Ciencia y Tecnología Cosmética, una de mis pasiones y que he tenido la oportunidad de disfrutar ampliamente en mi ejercicio profesional.