Seleccionar página

La Vida

La Vida

La Vida

Ser felices no debería ser nuestra máxima aspiración puesto que es efímero, abstracto y sin forma. Deberías enfocar toda tu energía en sentir el amor en tu corazón, en tu cuerpo, ser puro amor es lo más complicado que hay en el planeta puesto que estamos rodeados de pura energía negativa que hace que las vibraciones de tu alrededor no sean percibidas por ti como algo sano para tu cuerpo físico, llenando de toxinas que afectan a tu razonamiento.

Todo tendría que estar en amor, tus pensamientos, tus emociones, tu energía y tus actos. El amor es algo que llena completamente y alivia la sensación que en muchos se genera de puro vacío trascendental. La felicidad es solo una palabra de un grupo de palabras tales como: orgasmo, sabiduría, inteligencia y plenitud que hace que nos confundamos y busquemos cosas en lugares que no son los correctos.

Todas estas palabras no son más que eso, palabras, la realidad está más allá. Solo que para eso deberías quitarte todas las vendas que has ido poniéndote a lo largo de tu vida, de esta y de todas las que tu Alma haya considerado vivir hasta el día de hoy. Al quitarte las máscaras, las capas de un ser que no te pertenece sale tu pura verdad absoluta y es ahí donde serás capaz de ver lo que en realidad necesitas sin miedo a defraudar a nadie, ni siquiera a ti.

Hay veces que ser piadoso con uno mismo es necesario y reparador casi en un 90%. Vivir en una continua búsqueda no hará que llegues a nada. Para, reflexiona y analiza.

¿Quién eres?

¿Qué quieres?

¿Qué haces para conseguirlo?

Una vez que tengas claras estas tres preguntas solo, digo solo, pero en realidad será lo más complicado, tendrás que poner en marcha el mecanismo de acción de tu alta concentración de poder y entonces, solo entonces, sentirás tu potencial elevado a un nivel de control y dominio sobre todo lo que te rodea sintiéndote grande, seguro y muy centrado. Ya no más miedos, angustias, desamor, bloqueos ni inseguridades. Reinará en ti puro estado de amor incondicional, un estado de lujuria armónica y reparadora.

la vida
la vida

Al equilibrarte tú, se equilibra tu cuerpo físico. Se liberan emociones y la mente se relaja a niveles de paz máxima. Tu energía crece y tu campo espiritual se vuelve ligero, alto en vibración y amor, ese amor que regalarás al mundo. Puesto que sentirás en ti la capacidad de estar de dentro hacia afuera de forma natural. Empezarás a valorar tu vida y todo lo que en ella hayas tenido que vivir quitando el drama, puesto que no habrá ni malos ni buenos momentos, solo historias que te habrán llevado hasta lo que eres hoy, pura elevación y amor en su potencialidad más alta.

Creerás estar casi rozando el cielo y eso hará elevar todo tu cuerpo hacia un estado divino y práctico. Puesto que cuando nos alejamos del drama, lo único que se percibe es la facilidad que la vida tiene en sí misma. Puesto que el amor en su estado más profundo nos da aquello que necesitamos para estar en una absoluta calma interna que nos da la paz y penetra en nosotros hasta nuestro último aliento en este plano terrenal.

¿Vives estando vivo o prefieres morir en vida?

Yo elijo hoy y siempre vivir estando vivo y cuando muera ya se verá, ¿no crees? El momento es ahora, justo tienes lo que necesitas ¿Para qué complicarse la vida? Tu solo te necesitas a ti mismo, todo lo demás te irá llegando conforme tu camino vaya creciendo y evolucionando. Recuerda esto:

El maestro llega cuando el alumno está preparado.

PD: Escrito desde una canalización con un ser divino de luz.

Adriana Casanovas Morales

E-mail: adriana_casanovas@yahoo.es

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sobre el Autor

Adriana Casanovas

Mi nombre es Adriana Casanovas, tengo 44 años y vivo en Ibiza, España. Me considero un alma vieja, llena de sabiduría adquirida de cada vida que existí como ser humano. En esta vida actual, soy terapeuta emocional, técnico superior en masaje deportivo, quiromasajista, reflexóloga, instructora de pilates y profesora de ashtanga yoga. Tengo un centro, donde ayudo a las personas a liberarse, reconocerse y conectar de nuevo con su esencia, a través de las diferentes técnicas con las que trabajamos. Puesto que no todo el mundo sana, de una misma manera. Con más de 15 años tratando a las personas desde adentro. Uno aprende a desarrollar una sensibilidad que traspasa barreras físicas, llegando así a ver el alma verdadera de las personas....

Suscríbete al boletín

Únete para que no te pierdas las ultimas publicaciones, noticias y novedades de nuestros los autores de esta gran comunidad.

¡Te has suscripto con exito!