Seleccionar página

Mujer

MujerPuntuación 95%Puntuación 95%

Mujer

  • Mujer creadora
  • Mujer sanadora
  • Mujer poderosa
  • Mujer de las mil lunas
  • Mujer llena de vida
  • Mujer con poder de dar
  • Mujer que todo lo puede
  • Mujer que llora dulcemente
  • Mujer con gran valentía

Todas esas mujeres eres tú, todas esas y muchas más que habitan en ti. Con ganas de gritar fuerte y alto que la vida merece tener un toque de mujer en cada amanecer, en cada flor, en todos los ríos, en lo que comes y en lo que sientes en tu corazón.

La creadora es aquella que con su sola presencia otorga luz, sabiduría y calma a esos corazones que viajan sin rumbo concreto por el duro mundo.

La sanadora es aquella que puede curar con una caricia, un beso y una palabra de aliento, esa que te mira y sana tus profundas heridas.

La poderosa, esa que, tiene una energía capaz de cambiar el mundo por donde quiera que vaya. Ella tiene esa fuerte combinación de poder hacer aquello que se proponga si está latiendo en su corazón.

La mujer de las mil lunas que baila con la vida, que fluye con lo que siente, que es fiel a sí misma, que no le teme al difícil hecho de ser mujer, aquella que sangra amor desde su interior, regando con su sangre a la naturaleza.

La llena de vida, ilusión, pasión, motivación y ganas de comerse al mundo con todo lo que eso supone. Riesgo, incertidumbre y mucha soledad. Pero con la luz que irradia puede iluminar su camino y los muchos caminos que ajenos a ella transiten por su lado.

La que con su poder de dar todo lo que ella tiene es capaz de hacer crecer a otros y convertirlos en su mejor versión porque ella es generosa, amorosa y con un talento superior que la hace indispensable y única.

Mujer

La que con su empeño todo lo consigue, nunca se rinde, siempre gana a esto de vivir, puesto que es poderosa, libre, salvaje y con un espíritu alegre, social y lleno de vida que regala por donde quiera que vaya. Ella puede sin esfuerzo dar amor, mucha entrega y empatía hacia los demás.

La que llora sus heridas, sus pérdidas y su sufrimiento para despojarse del dolor que le supone sentirse sola, incomprendida y vacía en ocasiones, de verdadero afecto. Ella llora y esas lágrimas alimentan las flores que crecen bellas y llenas de vitalidad haciendo del mundo un lujo más dulce, mejor, bello y con olor a Jazmín.

La valiente y gran mujer que, aún teniendo miedos, sabe lo que tiene que hacer, lo hace sin pararse a pensar, porque ella actúa con el corazón y todo lo hecho desde el corazón tiene todo lo necesario para estar en unión con ella misma y ser fiel a sus principios, amándose a ella por encima de todas las cosas.

Soy mujer, amo a las mujeres y toda la luz que desprenden, pero indudablemente, no podríamos ser sin nuestro lado masculino representado por esos hombres que nos acompañan, aman, protegen, cuidan y dan a su manera lo mejor que tienen para que nuestro bello ser sea el que ilumine con ternura, fuerza y pasión todo lo bello de la vida. Porque somos complementos perfectos los unos de los otros y así es como debemos sentirnos. Compañeros, amigos, amantes, guías y seres humanos transitando con amor incondicional un camino que es sin duda duro, difícil, doloroso, apasionante y sensitivo.

Mujer

Unamos nuestros corazones a una sola causa, la de hacer las cosas más fáciles, más de verdad. Más tiernas y suaves para así poder dedicar nuestro tiempo a ser seres de luz acompañando a otros seres de luz a crecer, haciendo que todo lo que está en cada uno de ellos, sea lo único que necesitemos, puesto que todos somos lo mismo, seres que habitan en este plano dimensional cargado de una vibración tan alta que a veces no sabemos como gestionar.

Todos y cada uno de nosotros somos perfectos tal y como somos. Puesto que todos venimos de la misma fuente divina y latimos con un mismo motor que nos alienta a ser aquello que nuestra Alma necesita para su evolución y crecimiento.

A ti mujer de luna te diré que estoy orgullosa de ti. De tu caminar y tu ser.

A ti hombre del sol gracias por transitar a nuestro lado con cariño.

  • Seamos unión
  • Seamos amor
  • Seamos comprensión
  • Seamos libres
  • Seamos justos
  • Seamos pacientes
  • Seamos paz
  • Seamos luz

Y amémonos independientemente del sexo en el que hayamos decidido nacer en este difícil y bello mundo. Los unos sin los otros no existiríamos.

Ámate, ámame, amémonos.

NAMASTÈ

 Adriana.

E-mail: adriana_casanovas@yahoo.es

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

revisión

95%

95%

Sobre el Autor

Adriana Casanovas

Mi nombre es Adriana Casanovas, tengo 44 años y vivo en Ibiza, España. Me considero un alma vieja, llena de sabiduría adquirida de cada vida que existí como ser humano. En esta vida actual, soy terapeuta emocional, técnico superior en masaje deportivo, quiromasajista, reflexóloga, instructora de pilates y profesora de ashtanga yoga. Tengo un centro, donde ayudo a las personas a liberarse, reconocerse y conectar de nuevo con su esencia, a través de las diferentes técnicas con las que trabajamos. Puesto que no todo el mundo sana, de una misma manera. Con más de 15 años tratando a las personas desde adentro. Uno aprende a desarrollar una sensibilidad que traspasa barreras físicas, llegando así a ver el alma verdadera de las personas....

Suscríbete al boletín

Únete para que no te pierdas las ultimas publicaciones, noticias y novedades de nuestros los autores de esta gran comunidad.

¡Te has suscripto con exito!