Seleccionar página

Tu Alma lo sabe

Tu Alma lo sabe

Tu Alma lo sabe

Tu Alma lo sabe, en ella está toda tu sabiduría, aprendizajes, potencial, fuerza y energía vital. Ella es perfecta en esencia, creada para poder evolucionar en nuestra existencia terrenal. Lo único que nos separa de ella es nuestro cuerpo físico. Él nos confunde con los pensamientos, nos estimula con los sentidos y nos desvía poco a poco de nuestro verdadero propósito de vida.

Esa es la prueba que tenemos que superar para volver a conectar con ella. Saber convivir con nuestro cuerpo, sin olvidar que en él habita un Alma con ganas de darnos las herramientas para poder alcanzar nuestra máxima plenitud. Tu Alma lo sabe, ella sabe lo que necesitas y como conseguirlo. Ella, la que está en ti, latiendo con tu sentir, dentro de tu corazón, tiene conexión directa con lo divino.

Conectarse con ella es fácil, cierra los ojos, lleva tus manos una encima de la otra hacia tu pecho y empieza a sentir. Primero los latidos de tu corazón, después el ritmo de tu respiración. Cuando sientas que empieza a fluir la energía por todo tu cuerpo, justo en ese momento abre la puerta de tu Alma y entra.

Entra con confianza, con paz, con esperanza, con ilusión. Tu Alma lo sabe, ella sabrá como hacerte entrar, sabrá como comunicarse contigo y si estás pendiente, escucharás su palpitar. Una emoción invadirá fuertemente tu pecho y se producirá la magia.

Tu Alma lo sabe

Lo difícil no es conectar con ella, sino hacer lo que te pide. Por eso, se torna tan complicada la vida, porque la acción de las cosas que nos hacen bien, en realidad nos causan mucho miedo. El miedo paraliza, nos controla y bloquea por completo. Haciendo que nos quedemos anclados a nuestra zona de confort pensando engañosamente que ahí somos felices.

Lo cierto es que quedarnos de brazos cruzados, sabiendo en realidad que ese no es nuestro camino, nos vacía por completo. Quedándonos ajenos a nuestra propia existencia. Entonces empiezan a producirse las enfermedades en nuestro cuerpo físico: Ansiedad, estrés, trastornos alimenticios, úlceras, psoriasis, cáncer, etc.

 

Estamos dejando la puerta abierta a una cantidad de toxicidades que nos dañan, ahogan y alejan de nuestra verdad. Tu alma lo sabe, deja que ella te guie y te dé la fuerza necesaria para tomar las riendas de tu vida. Confía entregándote a ella rindiéndote a sus plegarias, sabiendo que ese será el camino que te conducirá a tu plena felicidad.

Adriana Casanovas

4 Comentarios

  1. Tamara

    Me ha encantado el artículo y muchas gracias por ayudar y guiarme a encontrar mi alma y mi camino.
    Ya sabes todo lo que pienso, eres grande amiga y enhorabuena ?❤️

  2. Lu

    M quedo con una fase:

    Abre la puerta de tu alma y entra….

    ????

  3. Eva valle

    Aun no estoy preparada para comentar nada pero espero hacerlo pronto

  4. Alberto

    Hola, me ha gustado tu artículo pero me ha inquietado el que te el refieras al alma como algo tuyo («tu alma»), pues he asumido que tengo cuerpo físico y soy un alma. Decir que tengo cuerpo y alma, me lleva a pensar entonces en lo que soy como «poseedor» de ambas «cosas» . Namasté

Sobre el Autor

Adriana Casanovas

Mi nombre es Adriana Casanovas, tengo 44 años y vivo en Ibiza, España. Me considero un alma vieja, llena de sabiduría adquirida de cada vida que existí como ser humano. En esta vida actual, soy terapeuta emocional, técnico superior en masaje deportivo, quiromasajista, reflexóloga, instructora de pilates y profesora de ashtanga yoga. Tengo un centro, donde ayudo a las personas a liberarse, reconocerse y conectar de nuevo con su esencia, a través de las diferentes técnicas con las que trabajamos. Puesto que no todo el mundo sana, de una misma manera. Con más de 15 años tratando a las personas desde adentro. Uno aprende a desarrollar una sensibilidad que traspasa barreras físicas, llegando así a ver el alma verdadera de las personas....

Suscríbete al boletín

Únete para que no te pierdas las ultimas publicaciones, noticias y novedades de nuestros los autores de esta gran comunidad.

¡Te has suscripto con exito!