Seleccionar página

Tú eres el autor del miedo

Tú eres el autor del miedo

TÚ ERES EL AUTOR DEL MIEDO

 eres el autor del miedo. Has creído que el miedo es normal y que te puede salvar la vida de aparentes peligros, dando forma así a tu falsa realidad.

Cuando crees que el miedo es real, de forma automática estás programando tu memoria; asociando a cada cosa, persona o situación aparente de forma inconsciente la etiqueta «esto produce miedo».

Así es como, fabricas la ilusión de terror y sufrimiento.

Debido a que existe una creencia que te dice que eres un «yo» en cuerpo y apariencia, crees que cualquier situación etiquetada previamente como miedo, te muestra un peligro inminente de muerte.

Esta situación lleva a un razonamiento desde tu ego, obteniendo dos respuestas aparentes, atacar o huir, para tomar una decisión, «salvar la vida«.

Este aparente «yo» que dice y cree que este mundo es real, que cree que es un cuerpoprofesión y actúa de acuerdo a sus memorias, es tu ego, la identidad virtual que tú has fabricado desde tu consciencia.

En realidad es inexistente, es una ilusión en tu memoria, a quien le diste el control para fabricar un mundo aparente.

Una vez que este «yo» se ha creído humano, se produce la separación y desconexión de Dios, con esto se hace llamar el hacedor de todo en el sueño material, buscando constantemente, una fuente de ingresos, alimentación, habitad, amor, afecto, idolatría y valor.

La consciencia nunca se ha separado de Dios, pero tu identidad virtual cree estar separada de Él, y como su deseo es ser creador, se ha convertido en un fabricante, fabricando un mundo, lleno de miedo, necesidad, carencia y sin Amor.

Ha fabricado diversas apariencias, colores y razas, formas y aspectos, para compararse y mantener en confusión a la mente y a tu verdadera identidad, «el Yo Consciencia, el Ser, El santo Hijo de Dios» que habita en ella.

Esta es la situación por la que tú eres el autor del miedo, has programado a tu mente para creer que el miedo es real, condicionándola a respuestas inmediatas, como

la impulsividadansiedadiradepresiónnostalgiatristezaodiofelicidad y otras.

Mediante este condicionamiento, se fabrican los refuerzos, situaciones que justifican la creencia de que el miedo es real, que es normal y que es sano, pues te salvan la vida.

En realidad, el miedo no es sano, produce estrés, y toda situación estresante oculta un trastorno.

En este caso, el trastorno de identidad disociativo, te consideras un cuerpo que vive en un mundo y habita un cuerpo, cuando en realidad eres una consciencia que habita en la mente.

La salvación está en mantener la paz. Si tu estado mental está en paz no fabricas situaciones de temor; por lo tanto, no existiría un aparente suceder en tu vida que te produzca miedo, desapareciendo así la creencia, al desprogramarte.

Estar dormido en la inconsciencia quiere decir, que te estás identificando con el cuerpo y el ego.

La mente se ha nublado y todas tus ideas, memorias y actos, están guiados por recuerdos del pasado, llenos de miedo y oscuridad.

En estos recuerdos están presentes todos los suicidas y homicidas que has fabricado mentalmente en cada situación de rencorodio e ira experimentada.

Despertar consiste en reconocer que no eres el cuerpo, ni el ego, recordar que eres consciencia, que habitas en la mente, que tu realidad es un Ser EspiritualAmoroso y que aún eres tal como Dios te creo, reconociendo que el mundo es un sueño y que hacer tu voluntad te lleva a alejarte del Amor de Dios.

El mundo te distrae con las imágenes que tú has fabricado; eso hace que vayas a buscar aparentemente soluciones a las cosas del mundo en el mundo fabricando más situaciones de error.

Con esto en realidad lo que haces es salirte de la mente, separarte de Dios y de tu poder de creación y corrección.

No tengo que hacer nada. Al creer que soy un ego opongo resistencia por miedo a no tener control de lo que aparentemente sucede en el mundo.

De esta manera el ego evita entregar la mente a Cristo y al Espíritu Santo; para que corrijan, creen y manifiesten una nueva realidad.

Una realidad que sea la conveniente para disfrutar de un sueño feliz guiado por Dios.

Tú eres el autor del miedo cuando decides considerarte un ego.

El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma. –Aldous Huxley

 Pablo César Pastor Guerra

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre el Autor

Pablo Pastor

Llevó por nombre Pablo César Pastor Guerra, profesional en ingeniería de producción animal, nací y crecí en Venezuela y a los 32 años emigré a Chile, iniciando una nueva experiencia de vida, dejando atrás todo lo conocido y agradeciendo todo el porvenir y lo nuevo por conocer. Ejercí como profesional del rubro agropecuario en diferentes roles en el área laboral y actividades de consultoría y gestión empresarial. Actualmente resido en Chile, en la Región de Los Lagos, Comuna de Puerto Montt.....

Suscríbete al boletín

Únete para que no te pierdas las ultimas publicaciones, noticias y novedades de nuestros los autores de esta gran comunidad.

¡Te has suscripto con exito!